Tepic, Nayarit; 08 de noviembre de 2018.- Durante estos últimos días, Tuxpan se ha convertido en un sitio irreconocible, situación que ha llevado a la sociedad nayarita y al gobierno del Estado a integrar todos los esfuerzos posibles para obtener mejores resultados, y es que hasta la fecha,  informó la Directora de la Comisión Estatal del Agua;  Martha Patricia Urenda Delgado -quien actualmente lleva la coordinación de los trabajos en el municipio-,  se cuenta con un avance del 80 por ciento en las labores de limpieza.

Para hacer ver la emergencia en Nayarit, el gobernador del Estado Antonio Echevarría García, la titular de la Comisión Estatal del Agua; Martha Patricia Urenda Delgado y Ricardo Rincón Yescas acudieron a oficinas centrales de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) con el Subdirector General de Administración; Alejandro Pérez Carreón para exponer la situación de emergencia por la que atraviesa Nayarit y gestionar recursos del Fondo de Desastres Naturales (FONDEN).

Mientras tanto, en las calles de Tuxpan se trabaja día a día para que miles de familias puedan recuperar su vida normal, así lo indicó la Directora de CEA Martha Patricia Urenda Delgado.

Destacó la gran disposición de la sociedad civil, de varias instituciones y empresarios que se volcaron a atender el llamado de los Tuxpenses, al mencionar que tanto la Secretaría de Defensa Nacional (SEDENA), Protección Civil del Estado, de Bahía de Banderas, de Ruiz, la Secretaría de Obras Públicas, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, así como constructoras locales, dirigieron acciones que han permitido que hasta el momento se lleve un importante avance.

Detalló que de acuerdo a la estrategia aplicada en la zona siniestrada, el municipio se sectorizó para atacar desde diferentes frentes y con ello agilizar los trabajos. Explicó que diariamente se han presentado informes lo que ha permitido controlar cualquier imprevisto que surja en los puntos de mayor conflicto.

Refirió que antes de concluir lo programado, han hecho la invitación a la población para que coloque todos los deshechos de sus viviendas antes de que la maquinaria pase a recoger el material y evitar que sea constante el acumulamiento de residuos sobre las vialidades.